jueves, 13 de diciembre de 2012

Los alumnos de catequesis de Confirmación dan la buena noticia de Adviento



Este año hemos planteado que el mensaje de la venida del Señor lo van a anunciar los alumnos que se encuentran en los grupos de confirmación. Serán ellos los principales artífices de llevar el mensaje de esperanza que vivimos los cristianos de forma tan especial en este tiempo Adviento.


Buscamos dos objetivos principalmente: por un lado encontrar el compromiso de los alumnos de grupos con su formación catequética y por otro lado reforzar la condición de enviados por parte del Señor. No es tarea única de religiosos/as sino de todos los cristianos.

Los lunes (3, 10 y 17) de diciembre los alumnos de los grupos de confirmación serán “enviados” a anunciar la venida del Señor a todas las clases de secundaria. Se han formado 10 grupos, de 3 a 4 alumnos, los cuales han sido distribuidos por los 10 cursos de secundaria y bachillerato. De base se utilizará el lema “Amar, es dar lo mejor de ti, sin esperar nada a cambio”. Cada lunes le dedicaremos una parte del lema y finalmente el día 21 recogeremos el fruto de los días anteriores en un oración todos juntos en la capilla donde reconstruiremos la frase completa.


Una vez acabada la actividad diaria, se colocarán los diversos mensajes que se ha ido llevando a las clases, en el tablón junto a la sala de profesores.
Primera oración, Lunes 3 de Diciembre: 
Amar, prepara un sitio a Jesús en Adviento.
Motivación:
Alumno 1: Os pongo en situación y os recuerdo qué es el Adviento.  Ayer comenzamos el Adviento. Tenemos cuatro semanas para preparar nuestro corazón y dejarle en él un hueco a Jesús, que va a nacer.

Alumno 2: En esta primera semana se nos invita a vigilar nuestro comportamiento y nuestra forma de ser. Pregúntate cada día de esta semana qué puedes hacer para lograr que nazca dentro de ti el Salvador. Hay muchas posibilidades de mejora…Sólo tenemos que mirar alrededor y ver qué tengo que cambiar.
(preguntar en que se puede cambiar para mejorar)

Alumno 3: ¡Atentos! Tenemos esperanza, se nos anuncia la llegada del Salvador.
Mi espíritu y mi corazón están alerta como los ojos del centinela.
Estoy esperando. Te busco, Señor. Estoy en vela. ¡Es adviento!
Te busco en la oración y Tú me abres, Señor, como un amigo
Siempre presente, cuando se llama a la puerta.
Te busco en el Evangelio y Tú te acercas, Señor, como un amigo
Siempre presente, cuando se le pide luz para atravesar la noche.
Te busco en la Eucaristía, con los otros cristianos,
Y por tu Palabra y tu Pan vienes a mí, Señor, como un amigo
Siempre dispuesto a ofrecer lo mejor que tiene.
Te buscamos cada día y te vemos, Señor,  Donde se siembra la alegría,
Dónde se elimina la mentira, donde se suprime la injusticia.
Para encontrarte, Señor, ¡hay que estar en vela!
Tú estás a la puerta y llamas.  Llamas al espíritu y al corazón.
Todos: También nosotros os llamamos  para  que abráis  vuestro espíritu y vuestro corazón, para que participéis en la campaña de Navidad con generosidad.

Alumno 4: Intenta vivir el Adviento con disponibilidad y generosidad para ir descubriendo cada día todo lo bueno que podemos tener, y así estarás en disposición de recibir el mejor regalo: el amor y la sencillez del niño que nos salva.

Oración final
Alumno 1: Señor Jesús, aquí nos tienes intentando verte, porque sabemos que vienes escondido en la gente más pobre, en lo sencillo, en lo simple y agradable. Ayúdanos a descubrirte para que brote en nosotros la alegría. Que no se nos pase el tiempo sin vivir de verdad tu venida, que no me pierda en los tristes escaparates del consumismo. Amén
Madre de la Merced. Ruega por nosotros.
Beato Padre Zegrí. Ayúdanos a parecernos a ti.





Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...