miércoles, 12 de diciembre de 2012

Curso de estimulación temprana de la inteligencia.


Dentro del plan de formación del profesorado organizado para el curso 2012 - 2013, los equipos docentes de Infantil, Primer Ciclo de Primaria y otros miembros del claustro, hemos participado en un curso intensivo sobre “Estimulación Temprana de la inteligencia”. También vinieron docentes de otros colegios de España.
 Tuvimos el privilegio de contar con la presencia de Nuria Sánchez Povedano, ponente de reconocido prestigio en innovación pedagógica y nuevas metodologías. Psicóloga educativa y clínica, formada en el Instituto para el Desarrollo del potencial humano de Glenn Doman en Filadelfia, es especialista en Programas de Estimulación Temprana de la Inteligencia, que desde hace años se aplican en el colegio Montserrat de Barcelona, actualmente considerado como uno de los mejores centros educativos de nuestro país.


El objetivo del curso era el conocimiento de las bases del desarrollo neurológico infantil, y el contenido y aplicación de los Programas de Estimulación Temprana. Se centró en el papel que tiene la estimulación en el desarrollo y organización del cerebro durante los primeros años de vida. Existe una relación directa, comprobada científicamente entre estimulación del entorno y desarrollo del cerebro. El cerebro es un órgano vivo que crece con el uso, que cambia físicamente como resultado de las experiencias que recibe. Aunque el cerebro del recién nacido ya tiene algunas de sus neuronas preparadas genéticamente para realizar funciones básicas. Para llevar a cabo otras es necesario estimular a los billones de neuronas que posee para que se originen conexiones entre ellas, y se vaya produciendo una buena organización neuronal.
Los sentidos actúan como ventanas del cerebro, ofreciendo información sobre el mundo que rodea al niño. Palabras, imágenes, sonidos, gestos, ayudarán a su crecimiento neurológico. Las oportunidades motoras también son fundamentales para su desarrollo cerebral. Es incuestionable hoy en día la importancia de la movilidad y el papel que el arrastre y el gateo protagonizan en las primeras edades. El aprendizaje se sustenta en tres pilares: desarrollo neurológico, desarrollo emocional y desarrollo psicomotor y sensorial, por ello los programas de estimulación temprana (desarrollo básico, conocimiento enciclopédico, matemático, musical…) atienden no sólo los aspectos cognitivos de la inteligencia, sino que proponen un desarrollo global del niño que abarca tanto su realidad intelectual, como emocional, social y personal.





Glenn Doman, padre de estos programas, dice que la posibilidad de hacer efectiva esa inteligencia dependerá básicamente de la estimulación de su entorno (familia, escuela) y de las oportunidades que le facilite su ambiente. Al incorporar los programas de Estimulación Temprana en nuestro colegio, apostamos por un cambio que nos lleve a atender de forma coherente la diversidad de cada alumno con sus necesidades particulares, a facilitarles que lleguen a la excelencia que le permiten sus capacidades, y a prepararles para que puedan afrontar los retos que tendrán en un futuro que no sabemos cómo será.
Queremos agradecer al Equipo de Titularidad la oportunidad que nos ha dado de formarnos con Nuria Sánchez Povedano y a Nuria además de los conocimientos y experiencias que compartió con nosotros, su cercanía y el entusiasmo que nos transmitió para llevar a cabo los programas de estimulación.

Imágenes tomadas con un dispositivo móvil.


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...