miércoles, 19 de junio de 2013

El cielo en una noche de primavera.

El viernes pasado el grupo de Ciencias y Astronomía realizó su última actividad de este curso. Realizamos la esperada observación del cielo de primavera. Esperada porque la hemos tenido que aplazar varias veces durante los meses de Abril y Mayo por que el tiempo no acompañaba. Y esta noche el tiempo sí que acompañó, disfrutamos de una noche totalmente despejada y con una temperatura muy agradable.

Tuvimos también la compañía del grupo de Ciencias y Fotografía del colegio San José, por eso en las fotos que hicieron, veréis cosas curiosas y alumnos y profesores que no conocéis. Ellos han empezado también su andadura este curso y, como nosotros, están muy ilusionados. Esperamos poder seguir repitiéndolo.

Además, disfrutamos de un paisaje evocador, que pocos pueden imaginar se encuentra cerca de Madrid (en Guadalix de la Sierra), porque se asemeja a los pueblos pesqueros del norte de España. La Luna añadió encanto a la noche, cuando se encontraba encima del pueblo.

Vimos la Luna y sus cráteres, y las sombras en el terminador. Vimos dos planetas, Venus (que no es sorprendente, pero siempre es interesante verle), y Saturno, que junto a la Luna es lo más bonito que se puede ver con un telescopio. Porque ver a Saturno e identificar claramente su anillo, es algo que se fija en la pupila y permanece hasta bien pasado el tiempo.

Hicimos un recorrido por las constelaciones. Identificamos las últimas de primavera: Leo y Virgo, y las primeras de verano: Escorpio y Sagitario. Vimos también Constelaciones que estarán presentes todo el verano: El Boyero (con su gran estrella roja Aldebarán), Hércules (con su cúmulo cerrado de estrellas M13 – lo más bonito después de Saturno-), La Lira ( con su estrella gigante verde Vega), El Cisne (con su estrella más brillante, Deneb – la cola del cisne, y Albireo, la estrella que son dos estrellas, un azul turquesa y otra dorada ). Nos quedó claro que este verano debemos buscar el triángulo isósceles que forman Vega, Deneb y Altair.

No podía faltar la Osa Mayor, la Osa Menor (con la estrella Polar ) y una constelación que algunos no conocían: Casiopea, con forma ‘w’.


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...