lunes, 19 de noviembre de 2012

El Dios de nuestra debilidad


Hace unos días recé con mis alumnos de 1º de ESO con una canción de Brotes de Olivo.

Les he introducido el tema diciendo que cuando escuchamos o rezamos con canciones a veces nos valen canciones movidas, pop, rock y si quieres hasta de salsa. En este caso se trata de una canción breve, pausada, tranquila y repetitiva, al estilo de los canon y las canciones de Taizé, en la que se repite una idea como un mantra, como hacen los orientales.
En mi debilidad me haces fuerte,
solo en tu amor me haces fuerte,
solo en tu vida me haces fuerte,
en mi debilidad te haces fuerte en mí.
Veréis que en la letra que he puesto en la pizarra he cambiado algunos "me" por "te" y viceversa. Creo que tanto monta, monta tanto. Un Dios que se hace fuerte en nosotros y que nos hace fuertes cuando no aguantamos demasiado bien los acontecimientos de la vida.

Les contaba yo que cuando a veces nos sentimos débiles, frágiles, partidos, abandonados, tristes... debemos sentir muy cerquita a un Dios que nos ayuda a estar más fuertes, que se hace fuerte en nosotros, que nos declara su Amor con firmeza.  Y esta canción puedo tenerla en la cabeza durante horas. A mí me ayuda a sentirme cerca de Dios, me da paz y esperanza. Les he contado que muchas veces la canto en mi comunidad, en encuentros, en oraciones con otros, y que otras muchas veces la llevo en la cabeza y en el corazón. A ese Dios que me sostiene le siento en estos días un tanto inciertos muy muy cerca.

PD. Cuando la canción se ha terminado, los chicos me han pedido que la pusiera otra vez (y creo sinceramente que no era para perder 3 minutos de clase de matemáticas). Les he visto centrados, metidos en faena. Me ha encantado.

Por si alguno/a no conoce la canción, os la dejo aquí en un reproductor de Goear, un streaming de audio en el que la he encontrado.



Gracias Brotes de Olivo, por acompañarme tantas veces.

Paco Montero
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...