lunes, 24 de septiembre de 2012

Fiesta de la Merced 2012 ¿jugamos?


Otro curso ilusionados con nuestra fiesta grande, con nuestra patrona, la Virgen de la Merced, esa que siempre decimos que "es de todos y para todos" (parece que se lo estoy oyendo decir a Sor Eva, cómo la echamos de menos).
Un rato de celebración, un rato de chuches y bollos para obtener dinero para nuestro proyecto solidario de este curso, y un buen rato de jugar. Todo el colegio a la vez, los mayores haciendo de monitores de los más pequeños.
Un día para estar y pasarlo bien. Y luego recordarlo. Un día para hacer colegio, para estar con nuestros profes de otra manera. Un día para los buenos sentimientos y las buenas intenciones, para prometer que vamos a trabajar este curso, que vamos a ser solidarios, que vamos a intentar ser una fuerza de construcción masiva...
(leed las huellas, que ahí van nuestras buenas intenciones para este año)




Esto es lo que leeremos hoy mismo como monición de entrada en nuestra celebración con las familias, no está mal pararse un poquito y reflexionar:
Empezamos un nuevo curso con alegría, porque cada curso es una nueva oportunidad, unos nuevos propósitos, unas nuevas metas, una nueva esperanza. Siempre nuevos caminos, nuevas ilusiones por estrenar. Este año hemos querido trabajar el desarrollo de la fe, y por eso, apagamos otras historias que no interesan y conectamos con Dios. El lema de este año “CREEMOS… CONÉCTATE Y DEJA TU HUELLA”, nos invita a conectarnos con el Señor, y a dejar en consecuencia huella positiva de nuestras acciones.
Así, iniciamos este curso, conscientes de que hacemos camino al andar, y que hoy estrenamos una nueva etapa que terminará en junio. ¿Cómo será este curso? ¿Iremos creciendo en amistad? ¿Mejoraré en mis estudios? ¿Venceré mis miedos? ¿Irán las cosas mejor en casa por mi parte? ¿Me comprometeré con el trabajo bien hecho? ¿Sabré tomar la decisión más adecuada y actuar en consecuencia?
Muchas preguntas, pero hay todo un año escolar por delante. Una oportunidad más de ir buscando y encontrar la felicidad verdadera, esa que nos llena, y que nos hace sentirnos plenos. Conéctate. No te conformes con lo primero que te vendan. Busca bien. Y escucha a tus profesores que te quieren. Estás en momento de aprender. Observa con atención, y sobre todo reza, habla con Dios, descubre tu diálogo más profundo, y admira todo lo que se te muestra.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...